Bioparc Valencia alberga el grupo más numeroso de jirafas de España y está teniendo un papel fundamental en la conservación de esta emblemática especie pues, en tan solo 5 años de vida del parque, ya han nacido 4 jirafas, dos de ellas, machos Baringo puros; Tumai fue el primero, que nació en marzo de 2010 y Kebo en febrero de 2013.

Tumai es un animal muy especial para Bioparc Valencia ya que fue el primer hijo de Zora quien, por su inexperiencia, lo rechazó al nacer. Todo el equipo técnico del zoológico puso en marcha una operativa especial para salvarlo y tuvo que ser criado a mano por sus cuidadores. Se pasaron momentos muy difíciles, meses de esfuerzo y cuidado constante hasta que, por fin, se le pudo ver disfrutar del sol en la Sabana valenciana. Su nombre lo eligieron los visitantes y significa “esperanza de vida”, pues su historia ha sido, hasta ahora, la de un luchador. Los cuidadores y personal del parque han presenciado su evolución hasta convertirse en un precioso macho, alto y esbelto, que repartía afecto a sus hermanos menores. Pero la vida sigue y ha llegado su momento, Tumai estrena nuevo hogar y comparte un amplio espacio con otros 2 ejemplares machos.

Las jirafas tienen una esperanza de vida de 10 a 15 años en la naturaleza y de 20 a 25 años en cautividad y su época de iniciar la reproducción es entre los 4 y los 5 años. Por ello Tumai, que cumplió 3 años el pasado mes de marzo, ha sido trasladado a El Castillo de las Guardas en Sevilla, donde continuará su desarrollo hasta que el EEP (Programa Europeo de Reproducción en cautividad de Especies Amenazadas) decida su incorporación a un grupo reproductor.

El grupo de jirafas de Bioparc es el más numeroso de España y está compuesto por 7 ejemplares con un macho adulto,  Julius, que llegó desde Dinamarca y que ha sido padre de 4 ejemplares. La coordinación europea respecto a las especies amenazadas facilita la movilidad de animales con el objetivo de garantizar su pervivencia y evitar problemas como la consanguinidad. También es prioritaria la estabilidad de los grupos reproductores y, en el caso de Tumai, evitar la convivencia de dos machos adultos. 

En la Reserva de El Castillo de las Guardas, a pocos metros de Tumai se encuentra el rinoceronte Rómulo, que fue trasladado desde Bioparc y ya disfruta de su nuevo recinto tras  28 años en Valencia. 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *