En alguna ocasión sus moradores los sorprendieron en el interior y en otras éstos se encontraban durmiendo y se percataban de lo ocurrido al día siguiente. Los agentes les intervinieron un ciclomotor de la marca Kymko, 153 euros, tres teléfonos móviles, un juego de cuatro llaves, dos calcetines y un blister sin tarjeta.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los policías que en el último mes se estaban produciendo una serie de robos con fuerza en domicilios de la zona de la playa de Gandia, mayoritariamente plantas bajas y primeros pisos, a los que accedían escalando durante la madrugada y se apoderaban de objetos como teléfonos móviles, tablets, joyas y dinero.

Durante las investigaciones, los agentes averiguaron que en uno de los domicilios sus víctimas habían encontrado un manojo de llaves, que no eran suyas, enlazadas por un mosquetón rojo y que una de ellas pertenecía a un ciclomotor de la marca Kymko.

Los policías establecieron un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones de la playa y durante el mismo localizaron a cinco personas, tres hombres y dos mujeres, y como uno de ellos arrastraba un ciclomotor de la marca Kymko. Los agentes discretamente observaron como tras aparcar el ciclomotor, comenzaron a mirar a las terrazas aledañas, para a continuación los tres hombres saltar la valla de la finca y acceder por el balcón hasta el primer piso, mientras que las mujeres mantenían una actitud vigilante. Al salir, fueron interceptados por los policías, que comprobaron que la vivienda a la que habían accedido estaba deshabitada.

En ese momento, los agentes que llevaban las llaves recuperadas en uno de los domicilios afectados, comprobaron que una de ellas pertenecía al ciclomotor que arrastraban los sospechosos, y otras pertenecían al domicilio de uno de ellos, por lo que fueron detenidos. Los policías intervinieron el ciclomotor, 153 euros, tres teléfonos móviles, un juego de cuatro llaves, dos calcetines y un blister sin tarjeta.

Como consecuencia de las investigaciones, los policías averiguaron que los ahora detenidos eran los presuntos autores de 14 robos con fuerza en domicilios mediante escalo, así como realizaron tres registros domiciliarios, interviniendo en uno de ellos, una tarjeta de memoria y un teléfono móvil de la marca Samsung, que tras realizar diversas gestiones averiguaron que procedían de los robos cometidos por éstos.

Los detenidos, tres de ellos con numerosos antecedentes policiales, pasaron a disposición judicial, que decretó el ingreso en prisión de dos de los hombres.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *