Los regantes de la Comunidad del Valle de Càrcer-Sellent estrenarán el riego localizado el primer trimestre de 2012.

La Comunidad de Regantes del Valle de Càrcer-Sellent  celebró el pasado domingo, día 18 de diciembre, su Junta General en la que se informó sobre el estado de las obras de la primera fase de transformación del riego tradicional a riego localizado.

El presidente de la Comunidad de Regantes, Aurelio Hernández, avanzó que “durante el primer trimestre de 2012 se podrá empezar a regar ya las 1.090 hectáreas que incluye esta primera fase de modernización del riego”.

Asimismo, Hernández comentó que la obra permitirá “a toda la Comunidad de Regantes aumentar la capacidad de agua almacenada, paliar las deficiencias hídricas en épocas de necesidad, mejorar la gestión del riego, abaratar sus costes y ahorrar hasta un 30% de agua”.

Desde el año 2007, estas obras de transformación del riego se han venido ejecutando con ayuda del Gobierno Valenciano y con las derramas de cada uno de los miembros de dicha Comunidad. La  Conselleria de Agricultura, ha aportado 3,5 millones de euros como subvención de las obras comprendidas desde los cabezales de riego a los hidrantes, “obras cuyo coste total es de 7,2 millones de euros”, matiza Aurelio Hernández.

Por su parte, la Conselleria de Medio Ambiente, a través de los Fondos FEDER, ha costeado completamente las obras de infraestructura de balsa de riego a cabezal, cuyo coste total es de 5,2 millones de euros.

La zona regable se ha dividido en tres sistemas de riego independientes: el Sistema

GRAVERA, el sistema MONTOT y el sistema FOIA-SENENT, integrado cada uno por uno o varios cabezales de riego conectados a balsas o impulsiones de pozos y acequias.

Los cabezales de riego, dotados de equipos hidromecánicos y electromecánicos, se encargan de filtrar, regular, medir y suministrar el agua a la red de distribución. Estas redes de distribución de tuberías, con sus correspondientes válvulas de control y regulación son las que hacen que llegue el agua a todas las zonas regables.

La obra se ha completado con la instalación de 256 hidrantes, que permiten el suministro de agua a las parcelas, además de controlar el caudal y la presión del servicio.

Para el presidente de la Comunidad de Regantes del Valle de Càrcer-Sellent “se trata de la mayor infraestructura hídrica ejecutada nunca por la Comunidad, y que ahora debemos completar con la segunda fase de las obras, que también contará con subvenciones de la Conselleria de Agricultura”.

Esta segunda fase de las obras engloba un total de 539 hectáreas en los términos de Alcántara de Xúquer, Beneixida, Cárcer y Cotes, que se regarán desde las concesiones de agua de la Acequia Escalona y la Acequia de Carcaixent.

 

El objetivo final es, según Aurelio Hernández, que “la obra  nos permita ajustar al cien por cien el uso del agua, aumentar la eficiencia de nuestro riego y minimizar el coste de nuestras explotaciones”.

La Junta General de la Comunidad de Regantes del Valle de Càrcer-Sellent  aprobó a su vez, en la reunión del pasado domingo, aprobó con los votos a favor de la mayoría de sus socios los presupuestos para el próximo año 2012.

La propuesta contó con el apoyo de los votos de diversos miembros de la Comunidad que representaban un total de 2.110 hanegadas, frente al voto del resto de miembros que representaban un total de 1.100 hanegadas. 

La Comunidad de Regantes del Valle de Càrcer-Sellent agrupa en la actualidad a 1.600 socios, cubre 23.000 hanegadas regadas, y su producción global es de 65 millones de kilos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *