Los iberos de la Bastida de les Alcusses de Moixent regresarán a su poblado, 2.400 años después, con sus indumentarias y maneras de vivir, sentir, hablar y trabajar en unas jornadas prehistóricas,  abiertas a todo el público, organizadas por el Museu de Prehistòria de Valencia, el Ayuntamiento de Moixent y la Asociación de Productores y Viticultores “Terres dels Alforins”.

Durante dos días, los próximos 10 y 11 de julio, el poblado ibérico de La Bastida de Les Alcusses de Moixent recreará la época ibera con talleres didácticos, demostraciones de artesanía y visitas dramatizadas, entre otras actividades.

La cultura del vino protagonizará las jornadas

Se trata de la cuarta edición de unas jornadas, iniciadas en 2008, que este año tienen como motivo principal la cultura del vino. Así, junto al recorrido por el poblado y por el propio Museu Arqueològic de Moixent, la programación incluye una visita guiada a la bodega Celler del Roure que, en representación de “Terres dels Alforins”, mostrará sus vinos y la Bodega Fonda.

Además, los restaurantes de Moixent se han implicado en el proyecto y ofrecerán menús ibéricos a todos los comensales que lo requieran.

Relevancia arqueológica

La Bastida de les Alcusses es uno de los poblados ibéricos valencianos más importantes, excavado y dado a conocer por el Servicio de Investigación Prehistórica de la Diputación de Valencia. Es Monumento Histórico-Artístico desde 1931. El yacimiento ocupa una superficie aproximada de cinco hectáreas, y se ha intervenido en varios sectores que se denominan por conjuntos de viviendas o por elementos del sistema defensivo.

Las excavaciones en la Bastida de les Alcusses de Moixent se iniciaron en el año 1928, de la mano de Isidro Ballester, entonces director del SIP.

En 1990, el Servicio de Investigaciones Prehistóricas (SIP) de la Diputación de Valencia, bajo la dirección de Helena Bonet, retomó los trabajos iniciados a finales de la década de los años veinte.

El poblado de la Bastida de les Alcusses ha sido objeto de diferentes y fructíferas campañas acometidas desde principios del siglo XX, y se ha convertido en un yacimiento emblemático “no sólo por la aparición del conocido ‘Guerrer de Moixent’, sino por su consolidación como uno de los pocos yacimientos visitables que existen en las tres provincias valencianas”, asegura la directora del Museu de Prehistoria de València, Helena Bonet.

Vivienda íbera

Las tareas realizadas en la Bastida de les Alcusses de Moixent no sólo se limitan a las excavaciones y a la investigación de los hallazgos, sino que el SIP también prioriza la recuperación y la puesta en valor del yacimiento. Por tanto, “excavación, restauración y conservación, son procesos simultáneos”, explica Helena Bonet.

Actualmente, en la ‘Bastida de les Alcusses’, además del yacimiento íbero, se puede visitar una reproducción exacta de una vivienda ibérica, construida con los materiales que utilizaban sus legendarios pobladores. Las visitas guiadas se realizan todas las semanas de miércoles a domingo a partir de las 10.30 de la mañana.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *