De las 3.000 varetas de paulonias y chopos, que se plantaron en las parcelas experimentales, ya se pueden observar sus primeros brotes y los investigadores siguen extrayendo resultados positivos de las primeros estudios de campo comparándolos con los que se obtuvieron en 2015. Siete son los municipios valencianos – Enguera, Bolbaite, Navarrés, Villanueva de Castellón, Llosa de Ranes, Genovés y Fontanars dels Alforins- que participan en el proyecto de desarrollo rural financiado con fondos europeos.

En cada una de las parcelas, ubicadas en estos municipios, se están replicando los estudios con la medición el proceso de crecimiento, el comportamiento de cada una de las especies y las posibles agresiones que pueden sufrir. Los cultivos están orientados a la extracción de biomasa, a través de la poda, por su rápido crecimiento. Entre otros beneficios, de las especies que se han plantado destaca la excelente calidad de su madera, su idoneidad para recuperar, controlar y estabilizar la erosión de los suelos y su capacidad de fijación de CO2.

El proyecto Life Ecoglauca Ergon trabaja por la conservación medio ambiental, mejora paisajística y la reforestación de terrenos agrícolas abandonados o degradados, algunos de ellos en zona periurbanas. El programa cuenta con una inversión de 1.300.000 euros de los que un 50% están financiados por la Unión Europea y el resto por el consorcio de municipios capitaneados por el Ayuntamiento de Enguera.

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *