El Ayuntamiento de la Pobla Llarga va a poner en marcha a partir de octubre un nuevo servicio de mediación en el cual colaborarán la Policía Local, la Asistenta Social, la Educadora Social y el Juez de Paz.

La Pobla Llarga es el primer municipio de la provincia de Valencia que va a ponerlo en marcha, a excepción de Valencia, y en toda la Comunitat Valenciana solamente Vila-real cuenta con un servicio de este tipo.

El alcalde, Rafael Soler, ha destacado que “el objetivo de la mediación es evitar judicializar las pequeñas cosas de la vida cotidiana, que son pequeñas para quien las percibe,  pero de gran importancia para la convivencia vecinal”.

“La mediación es la forma en que los vecinos pueden resolver sus conflictos, por medio del diálogo y con ayuda de un Policía Mediador, Asistenta Social, Educadora Social y Juez de Paz, siendo estos imparciales, en donde cada una de las partes en conflicto tienen la oportunidad de exponer el problema, y colaborar voluntariamente con el fin de lograr un acuerdo que pueda satisfacer a ambas partes”, según Soler…

Las molestias originadas por perros, goteras, ruidos que provocan algunas familias, convivencia entre padres e hijos, no cumplir los horarios para tirar la basura, lanzar colillas al patio de luces, reuniones de jóvenes en cocheras e incluso los casales falleros o de Moros y Cristianos que después de fiestas siguen utilizando sus respectivos locales originando quejas entre los vecinos.

Este servicio se ofrece como una herramienta integrada entre sus procedimientos, ya que tiene autoridad conferida por las Leyes para la Mediación. La Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad 2/86, así como la Ley 6/99 de la Generalitat Valenciana de Coordinación de Policías Locales prevé como función de la Policía Local la “cooperación para la resolución de conflictos privados cuando sean requeridos para ello”. Este tipo de conflictos son privados delante de los cuales el papel del agente de Policía Local no es de autoridad sino de conciliador que colabora, de alguna forma, para la resolución del conflicto.

Por otro lado, el Ayuntamiento pondrá en marcha en el próximo curso escolar 2010-2011 en el Instituto de Secundaria “Pere Espulgues” una campaña de prevención y mediación sobre la violencia en las aulas en el colaborarán la Policía local, la Asistenta Social, la Educadora Social.

Este equipo de trabajo representará al Ayuntamiento de La Pobla Llarga en las I Jornadas de mediación policial que se realizarán el próximo 6 de octubre en el Auditorio municipal de Vila-real (Castelló).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *