Francisco José Ferrer partirá como misionero a Lima el 30 de noviembre

Este pasado domingo la Pobla del Duc celebraba una emotiva ceremonia religiosa en la parroquia la Asunción de Nuestra Señora para desear buena suerte al sacerdote y poblano, Francisco José Ferrer Bravo, en su nueva andadura como misionero.

Familiares, amigos, vecinos y fieles tanto de la Pobla del Duc, como de Agres y Alfafara, localidades en las hasta ahora ha sido párroco, abarrotaron la Iglesia durante la misa oficiada por el obispo auxiliar de Valencia, monseñor Enrique Benavent.

No faltaron durante la eucaristía momentos de emoción y emotividad, especialmente durante la intervención de Ferrer el cual agradecía la calurosa despedida de todos los fieles que habían acudido en la tarde del domingo a la parroquia de la Pobla y aseguraba que “ya desde niño quería ser misionero y que por tanto no era ni una decesión precipitada ni un capricho”. Se irá a Lima, continuo diciendo, “para trabajar en lo que la diócesis de Carabaillo le diga”.

También el alcalde de la Pobla del Duc, Natalio J. Navarro, tenía unas palabras para Ferrer, palabras en las que destacó su cualidades como “gran persona que deja a su familia, amigos, fieles y marcha lejos para dedicarse a los que más lo necesitan” añadiendo que “es una gran persona con todo el peso de la expresión, una persona que ve en cada día una nueva oportunidad para ayudar a los demás”.

La ceremonia contó con la entrega a Ferrer, por parte del obispo auxiliar de la cruz de los misioneros, y con una ofrenda en la que se entregó un panel con fotografías del Seminario menos, unos cuadros pintados por una de sus hermanas así como dos botellas de vino de la Pobla del Duc y un garrote típico agres. La sorpresa corrió a cargo de 5 niños que representaron con la vestimenta y un cartel los cinco continentes.

La representación institucional estuvo formada por la corporación municipal con el alcalde al frente, así como con el alcalde de Agres, Rafael Francés.

Francisco Ferrer Bravo es nacido en la Pobla del Duc y tiene de 35 años. El próximo 30 de noviembre partirá como misionero a Lima (Perú), donde colaborará en una parroquia que gestiona un colegio, dos dispensarios médicos y un comedor para niños de familias sin recursos.

Concretamente será en la parroquia peruana de Santa María de la Providencia, donde trabajará a partir de ahora, una parroquia que está dirigida por el también sacerdote valenciano Vicente Folgado, que es misionero en ese país desde hace décadas.

Francisco Ferrer fue ordenado sacerdote en 2000 y fue destinado a las parroquias de Agres y de Alfafara. Durante los últimos tres años, ha sido además formador en el Seminario Menor.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *