Una de las actuales prioridades de la Mancomunitat de la Ribera Alta es promover una movilidad más sostenible en la comarca. En este sentido el ente comarcal ha impulsado la redacción y aplicación de los Planes de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Alzira, Algemesí y Carcaixent, así como la implantación del sistema de transporte público urbano en bicicleta AMBICI. En esta línea, la Mancomunitat participa en ECOTALE, un proyecto europeo cuyo principal objetivo es el de compensar el impacto del transporte por carretera en el territorio a través del diseño de políticas de movilidad sostenible y de planificación territorial.

En el marco del proyecto se abordará la internalización de los costes externos del transporte (el ruido, la contaminación atmosférica, los atascos…) en la planificación urbana, con actuaciones que minimicen el impacto medioambiental, social y económico de la movilidad. Algunos ejemplos en este sentido son las ayudas e incentivos a vehículos no contaminantes, la construcción de circunvalaciones de núcleos urbanos, la instalación de barreras acústicas y vegetales en vías muy transitadas o las medidas para reducir los accidentes de tráfico.

La primera fase del proyecto se centra en la selección y evaluación de los casos más exitosos a nivel local en materia de internalización de costes externos del transporte. Con toda la información obtenida se diseñará un proyecto piloto relacionado con la movilidad sostenible y finalmente se elaborarán las conclusiones en una guía de buenas prácticas. El presidente de la Mancomunitat de la Ribera Alta, Cristóbal García, afirma que este proyecto pone a disposición de las autoridades locales las experiencias más innovadoras en materia de movilidad sostenible, de manera que las administraciones locales y supramunicipales podrán aplicar medidas que ya funcionan con éxito en otras ciudades de Europa para reducir el impacto del transporte por carretera.

Otro de los objetivos que se persigue con el proyecto, -según el presidente del ente comarcal-, es la creación de la “Agència de Mobilitat Comarcal”, que se especializará en la mejora del transporte en la comarca.

Este proyecto, que está financiado por la Comisión Europea, tiene un presupuesto total de 1.500.000 euros. Junto con la Mancomunitat de la Ribera Alta, participan otras seis instituciones europeas: la Universidad de Bolonia (Italia), el Instituto de Planificación y Urbanismo de la Región Île de France (Francia), la Universidad de Helsinki (Finlandia), la ciudad de Poznan (Polonia), la Universidad de Bucarest (Rumanía) y la región de Salónica (Grecia). 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *