Se celebra el 1 de septiembre desde 1862, en que la revista “El Museo Universal” le dedica un grabado “¡Viva San Gil!, con las patas de badil y las orejetas de bufacandil…”

Así comienza la fiesta de San Gil, entonando el canto tradicional que, de generación en generación, transmiten los padres a los hijos; para a continuación asistir a una procesión multitudinaria en la que los niños, en su mayoría, cargan las cruces, ramos, y, en los últimos años, elaboradas figuras que representan imágenes de animales, objetos, etc., todas ellas hechas con el hinojo recogido por los habitantes de Enguera. El día 1 de septiembre, a partir de las 10 horas, frente al Ayuntamiento, disfrutarán los enguerinos y enguerinas de una nueva edición.

Durante varios días, tanto jóvenes como adultos, acarrean -ya sea a hombros, en carretas, incluso en la trasera de la bicicleta-, manojos de hinojo con el que luego elaborarán las cruces o ramos de la fiesta. Se recorren los caminos y ribazos, orillas de la carretera, buscando y recogiendo el preciado hinojo, llamado “fenoll” en valenciano.

Esta planta se utilizaba ya en tiempos remotos -por romanos y árabes-, con fines medicinales, dadas sus propiedades aperitivas, estomacales y diuréticas. El fruto de la planta se ha utilizado, en ocasiones, en la elaboración de distintas bebidas anisadas. De hecho, cuando la fiesta acaba, los ramos de hinojo se llevan a las casas donde, si es necesario, una vez seco, se pueden preparar infusiones con las que aliviar los tan temidos “flatos”. Con empeño y laboriosidad, los mayores ayudan a los niños a confeccionar el ramo en cuestión, adornándolo con papelitos de colores, banderitas o flores.

Los adolescentes optan por hacer manojos grandes y pesados, que cada año superan, como en un “Record Guiness”, el tamaño y longitud del anterior. Los recién nacidos y niños de corta edad son partícipes de la fiesta, pues los padres crean para ellos pequeños ramos o cruces, con las debidas protecciones para evitar pinchazos o lesiones leves.

La algarabía que se forma ese día es, precisamente, la competencia en quién lleva el ramo más adornado, grande u original. El día 1 de septiembre, la población participante se reúne a las puertas de la iglesia parroquial de San Miguel Arcángel para recibir la bendición por parte del cura párroco, mientras los niños y demás asistentes levantan sus ramos para recibir el agua bendita y, a continuación, ir en procesión hasta el Convento, donde finaliza el acto con la entrega de premios a los mejores trabajos.

Los orígenes de esta fiesta inmemorial, son un tanto inexactos, a pesar de que en 1862 la revista “El Museo Universal” le dedica un hermoso grabado en el que se reproduce la bendición del hinojo en la villa de Enguera. En el se puede ver plasmada, fielmente, la fachada de la iglesia arciprestal enguerina  y un numeroso grupo de niños y mayores, con sus manojos, esperando y recibiendo la bendición sacerdotal.

El 1 de septiembre de 1881, se bendice y preside por primera vez la fiesta de San Gil, una pequeña imagen del santo Abad, tallada en madera, salida de la gubia infantil de un artista que llegaría lejos en su arte y sería escultor, pintor y maestro de otros jóvenes artistas: Isidoro Garnelo Fillol, que a los catorce años y residiendo en Valencia, quiso obsequiar a los enguerinos con aquella figura de San Gil (según se puede leer en la revista Enguera de 1967). Años más tarde, ya desaparecida, sería sustituida por la imagen que regaló el niño Paris Palop Jorge, en 1960. Pedro Sucías, en sus “Apuntes históricos de la villa de Enguera” –manuscrito fechado en 1908-, apuntaba lo siguiente: “Costumbre tan inveterada no sabemos de donde trae su origen; pero es lo cierto que en Ritual Romano se encuentra, entre otras formulas, la bendición del hinojo”.

Por otro lado, la fiesta coincide con la reanudación de las tareas escolares, sirviendo, a su vez, de colofón a las vacaciones estivales y, también, en la actualidad, pone fin al Verano Cultural que cada año se celebra en Enguera.

El Alcalde de Enguera, Santiago Arévalo, manifestó que “no recuerdo un inicio escolar sin haber asistido antes a la fiesta de San Gil. Esta tradición propia y única de Enguera, también única a nivel mundial, hace de esta villa, un pueblo fiel a sus tradiciones; en medio de un ambiente puro, serrano y, cómo no, actual…Ya que la fiesta se ha adaptado a nuestros días, haciendo brotar de la imaginación de nuestros ciudadanos nuevas formas para los típicos ramos y cruces de antaño”.

Es proyecto futuro de esta Alcaldía, empezando a dar sus pasos este próximo día 1 de septiembre, el exponer los ramos, cruces o figuras ganadoras de este año y los siguientes en la Casa de la Cultura, para que todos puedan contemplar el aroma y belleza de las obras; creando así una futura exposición de la fiesta de San Gil con fotografías y documentación de una tradición tan singular y exclusiva.

San Gil

San Gil -“El Protegido o Defendido”, en latín; o “cabrito”, en griego-, ermitaño, se supone era de origen griego, que vivió entre los siglos VI y VII. Algunas leyendas lo consideraban un rico heredero, que tras una peregrinación a Roma, emigró a Marsella, estableciéndose como anacoreta, en un bosque, en la desembocadura del río Ródano, donde en Arles se hizo religioso.

Posteriormente se retiró a un bosque no lejos de Nimes, y allí vivió como ermitaño hasta fundar un monasterio, hoy Sant-Giles-du-Gard, famosa etapa en los caminos de Santiago y Roma, del que fue abad. Se le atribuyen hechos y milagros, algunos de imborrable belleza, como el de la cierva perseguida por cazadores, a la cual protege a costa de ser herido él mismo; o el de los tres lirios que florecen en un yermo, disipando sus dudas acerca de la virginidad perpetua de María.

Se le llamó el abogado de los pecadores, ya que se decía: que era el único santo al que se podía invocar con la certeza del perdón de los pecados, siempre que el pecador se arrepintiese y viera propósito de enmienda.

Lo cierto es que San Gil era un santo comprensivo y misericordioso, protector de pobres y tullidos; incluso de los arqueros por haber sido herido con una flecha. Defensor del miedo, las madres lo invocaban para vencer el temor nocturno de sus hijos, así como para enfermedades como el cáncer o la epilepsia, llamada “mal de San Gil”.

Llegó a ser uno de los santos más populares, muchas iglesias de Europa llevan su nombre –sobre todo Francia-, e incluso algunas en Inglaterra, Escocia, Austria y la Cracovia polaca. Se le representa como un anacoreta con varios atributos: la cierva, el lirio, la flecha clavada y un mensaje celeste en una filacteria por haber descubierto un pecado oculto del Rey Carlos y hacérselo confesar.

Novedades de San Gil 2010

Desde el 20 de agosto hasta el 1 de septiembre a las 13:00 horas aquellos participantes del pueblo que quieran engalanar sus fachadas y balcones con hinojo, podrán hacerlo y así concursar en este primer certamen.

Bases del I Concurso de Balcones y Fachadas engalanadas.

1-.El principal elemento de decoración será el hinojo; también será posible usar macetas y todo tipo de plantas, flores… utilizando además elementos decorativos tradicionales como papel de seda y otros materiales.

2-. La fecha límite de inscripción al concurso será el viernes 27 de agosto de 2010. Se realizará y entregará en cualquier comercio de la Asociación de Comerciantes del Macizo del Caroig.

3-. La fecha límite para engalanar los balcones será el sábado 28 de agosto.

4.- El domingo día 29 de agosto el jurado visitará los balcones que entran en concurso.

5- Habrá un Premio otorgado por el jurado y otro Premio otorgado por Votación Popular. Cualquier persona podrá valorar los balcones de la población y emitir el voto en cualquier comercio de la Asociación. La fecha para ello será entre el 29 y el 31 de agosto de 2010.

6.- La entrega de premios será el día 1 septiembre en el escenario situado en la Plaza Manuel Tolsá.

A su vez la Asociación de Comerciantes del Macizo del Caroig, ya ha comenzado a incorporar el sangil a sus establecimientos y escaparates, y también van a participar en un Concurso de engalanamiento de sus tiendas.

Otra de las actividades previstas es el taller de CÓMO ELABORAR UN SANGIL.

El lugar previsto para realizarlo será en la Casa Corrales, antigua casa rehabilitada del centro del pueblo. El sábado 28 de agosto de 18:00 a 21:30 horas tendrá lugar el taller lúdico festivo donde nos enseñarán a todos los que acudamos ideas y formas de realizar un sangil “en toda regla”. Desde los formatos tradicionales: cruz, porra, corazón, etc… hasta los diseños más innovadores y arriesgados.

También podremos trabajar con el papel de seda para conseguir decoraciones fabulosas y hacer “banderetas” irrepetibles, a gusto del cliente.

Los niños y niñas que acuden a los talleres de animación infantil durante las mañanas  del mes de agosto también van a colaborar con la fiesta haciendo sencillos trabajos elaborados por ellos mismos con la ayuda de los monitores becados por la Dipu.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *