Más de 1000 personas participaron en la noche de las Paellas

Después de la resaca de la Raimà el pasado viernes, la Pobla del Duc vivía un intenso fin de semana festivo. El sábado, las calles de la localidad se llenaron de color, música, gente y mucho arte en los festeros que desfilaron con sus mejores trajes a ritmo de las marchas moras y cristianas.

Una tarde en la que los aplausos se sucedieron, especialmente, en el momento en el que hacía acto de presencia la Reina de 2010 junto a su Corte de Honor. Después llegaría otro de los momentos más esperados, el Capitán, de estas fiestas de Moros y Cristianos cerraba el magnífico desfile de este año, una capitanía alabada por todos que ha ostentado la comparsa Benialis y cuyo capitán es Tomás Ferrer Climent.

Una entrada, que también contó este año con el desfile del alcalde, Natalio Navarro; lo hacía en una de les filaes  de la comparsa Bufalifes con motivo del 20 aniversario de la misma.

Este año de nuevo, la tribuna ubicada en la Plaza de la Independencia, contó con la presencia de concejales y alcaldes de la comarca así como de los miembros de la corporación municipal.

Por la noche, la orquesta Límite fue la encargada de poner ritmo.

Ya el domingo, a las seis y media de la tarde comenzaban a concentrarse en la Plaza de la Iglesia los participantes de la procesión cívica de la uva que partía a ritmo de dolçaina y tabalet hasta la Plaza Doctor Gomar para dar paso a la pisada de la uva.

Por la noche, esta vez, las protagonistas fueron las paellas, más de 60 inundaron la Plaza Carlos Canut, un auténtico hervidero de gente, más de 1000 personas,  que no quisieron perderse esta tradicional cita.

La velada acabó con un bingo a cargo de los festeros del 2010, para recaudar fondos para las fiestas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *