Las actuaciones realizadas se localizan en la carretera CV-580, que forma parte de la Red Local de la Diputación de Valencia y que constituye el acceso a la población de Millares desde las poblaciones de Anna y Dos Aguas, comunicando las comarcas de La Hoya de Buñol con la Canal de Navarrés.

Este tramo de carretera presentaba una serie de inconvenientes que se trataba de superar, como que el puente sobre el barranco del Pascualillo no disponía de ancho suficiente para que se cruzasen dos vehículos ligeros en unas condiciones adecuadas de seguridad vial. Igualmente, las condiciones de la plataforma impedía el acceso a Millares de vehículos pesados. Este tramo presentaba deficiencias de drenaje longitudinal y, finalmente, la presencia de fauna autóctona en las inmediaciones de los taludes hacía muy frecuente la caída de piedras sobre la calzada.

Con estos antecedentes los objetivos perseguidos por la obra eran mejorar la accesibilidad y seguridad vial de los accesos a Millares, la seguridad vial del tráfico mediante la iluminación del tramo de acceso a la población, el drenaje longitudinal entre el puente del arco existente sobre el río Júcar y Millares. Igualmente se prentendía ejecutar una cuneta de seguridad que supone la creación de un sobreancho pisable por los vehículos y, finalmente, reducir la caída de piedras sobre la calzada a través de la construcción de un muro de contención.

El diputado responsable del Área de Carreteras, Enrique Crespo, ha dicho que "dentro del Plan de Seguridad Vial, que está llevando a cabo la Diputación de Valencia a través del Área de Carreteras, ésta es una de las carreteras más emblemáticas por su voluntad de sostenibilidad medio ambiental, se trata de una de las piezas clave de la provincia".

"El puente iluminado con energía fotovoltaica, con una inversión de 200.000 euros y en el que utilizamos los recursos naturales, convencidos de que las políticas medioambientales y, sobre todo, las de sostenibilidad son las que tienen que regir la voluntad política de la Diputación de Valencia y las inversiones. Tenemos una actuación segura, cómoda y eficiente y un tratamiento medioambiental exquisito", finalizó Crespo.

La actuación llevada a cabo por la Diputación

Los trabajos han consistido en la ampliación del puente sobre el barranco del Pascualillo y la mejora del drenaje longitudinal de la carretera CV-580, en el término de Millares, con el objetivo de mejorar la seguridad vial, la accesibilidad, la capacidad y la funcionalidad de la carretera.

Dentro del alcance de las obras ejecutadas se ha realizado en primer lugar la ampliación de la estructura existente en el paso de la CV-580 sobre el barranco del Pascualillo, la estabilización de pie de desmontes, situado en la salida de la población de Millares hacia Bicorp.

Para mejorar la accesibilidad a la población debido al incremento de vehículos pesados y la necesidad de facilitar la circulación de gran longitud se ha ampliado el puente para garantizar, así mismo, una conexión de paso de vehículos pesados cómoda.

 

Los condicionantes fundamentales de la obra fueron ocupar el mínimo espacio durante la ejecución, evitando el corte del tráfico. La solución ejecutada ha consistido en la construcción de un nuevo puente de hormigón armado tipo arco, contiguo al tímpano de aguas abajo del existente, y simulando la estética de la estructura primitiva en su totalidad.

Mejoras en la seguridad vial

En la ampliación ejecutada del puente se ha construido una acera para facilitar el tránsito de peatones en las zonas donde había espacio suficiente. También se ha completado la actuación con la construcción de una zona ajardinada dotada de mobiliario urbano, mejorando la integración urbana de las obras realizadas.

Finalmente, para incrementar la seguridad vial, tanto del tráfico peatonal como de vehículos, se ha prolongado el alumbrado urbano, extendiéndolo a la totalidad del tramo. También se han actualizado los sistemas de contención de vehículos con barreras de madera para mejorar la integración de la carretera en el entorno.

Se ha dado más capacidad al drenaje longitudinal en el tramo comprendido entre el puente arco existente sobre el río Júcar y la entrada a la población de Millares. La actuación ha consistido en la construcción de aproximadamente 4.100 metros de cuneta de seguridad, así como nuevas obras de drenaje transversal para mejorar los pasos existentes y para aumentar la capacidad de desagüe de la cuneta.

La nueva cuneta de seguridad supone una mejora para la seguridad vial de la carretera, al disponer de un ancho adicional de calzada que se puede invadir en caso necesario con plenas garantías de seguridad dada su pendiente transversal.

El presupuesto de licitación de la obra fue de 905.960, 87 euros y el plazo de ejecución de 10,5 meses.

El alcalde de Millares, Higinio Pérez Plá, indicó que "es una obra que mejora considerablemente la seguridad vial de peatones y vehículos. Igualmente es sumamente útil el muro construido que evitará, en el futuro, desprendimientos de tierra. En definitiva, una obra muy solicitada por los usuarios de la carretera que, finalmente, ha satisfecho a todos".

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *