Tal y como ha resaltado, Desireé Gallego, concejal de cultura, “esta iniciativa se ha puesto en marcha porque a la biblioteca municipal van muchos vecinos durante el invierno y ahora ha bajado porque están en la piscina”, por eso, ha añadido “hemos decidido llevar la biblioteca a la piscina”. 

Así pues, mientras los niños se divierten en el agua los padres pueden estar disfrutando del verano al mismo tiempo que con los libros. I también, mientras meriendan o les hace la digestión pueden disfrutar de los cuentos que tendrán a su disposición.  La bibliopiscina estará hasta que se cierre la piscina municipal. 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *