A nuestros dirigentes se les llena la boca de propaganda cada vez que hablan de nuestros parques naturales, que si el parque de la Calderona, que si el de la Sierra Espadán, que si el de la Tinença de Benifassa. Aprueban Planes de Ordenación de los Recursos Naturales repletos de prohibiciones y con “líneas estratégicas” que no están dotadas ni con un céntimo.

Cierto es que quedan muy bien en la web de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medioambiente. Pero no sirven para poco más que para colocar a unos cuantos amigos más en sus órganos de gestión.

Después, cuando aparecen iniciativas privadas que pueden generar economías que aprovechen toda esa biomasa restante, que se convierte en pólvora cuando se inicia un incendio (me refiero al monte bajo y zarzas en general), se activa inmediatamente una burocracia autonómica y municipal, casi tan enmarañada como la espesa selva virgen en que se convierten nuestros montes abandonados desde hace décadas.

Que nada se mueva. Los propietarios de las parcelas de bosque, no son responsables del estado de las mismas, porque no les es rentable y además la caótica normativa nos les deja hacer nada en sus protegidos montes. Los ecologistas no son responsables porque ellos solo pretenden que se mantenga el bosque “natural”. Las administraciones protegen, prohíben y burocratizan la limpieza y explotación silvícola de los parques naturales. Y mientras tanto, hoy, tenemos cincuenta mil hectáreas menos de pulmón y un piloto muerto. Y lo que es peor: nadie va a hacer nada. Nadie va a dimitir por inepto.

Por cierto, hablando de ineptos. Todavía no han cesado al Director del Aeropuerto de Castellón.

Fdo.: Vicente García. 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *