Agentes de la Guardia Civil y técnicos de la Conselleria de Agricultura han ocupado más de una tonelada de atún ilegal en una empresa de Valencia, cuyos propietarios no pudieron acreditar el caladero de origen, y el pescado carecía de etiquetado, por lo que se confeccionó un acta de denuncia, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

La intervención se produjo dentro del Programa Anual de Control Integral de Actividades Pesqueras (PACIAP) del Seprona, establecido para evitar la comercialización de todo tipo de productos procedentes de la pesca sin cumplir la normativa vigente. Las inspecciones se realizan en la provincia de Valencia conjuntamente con técnicos de la Conselleria de Agricultura.

En el último de estos controles, realizado hace unos días, los agentes y los técnicos han intervenido en una empresa ubicada en la provincia de Valencia un total de cuatro arcones, que contenían 25 ejemplares de atún, con un peso aproximado de 1.250 kilos, y sobre los que los propietarios no pudieron acreditar el caladero de origen.

En la misma actuación, la Guardia Civil inspeccionó un camión frigorífico que circulaba por la A-3, que transportaba un total de 14 kilos de pescadilla, que no llegaba a la talla mínima exigible para su pesca y comercialización. La carga fue aprehendida y denunciada por su propietario. La pescadilla fue entregada a un centro benéfico de la provincia de Valencia.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *