La renuncia a partir del 1 de Julio de 2011 responde a una reflexión personal a tenor de la actual coyuntura de crisis económica.

En el escrito de renuncia el alcalde manifestaba la necesidad de reducir gastos y de ser austeros y rigurosos en la gestión económica.

Esta decisión no va a suponer, en modo alguno, una merma en la atención y dedicación al Ayuntamiento, aunque si obligará a optimizar el tiempo de dedicación y a trasladar a horario de tarde algunas de las franjas horarias de atención de la alcaldía a los vecinos, para compatibilizarlo con su actividad profesional.

No obstante el día a día no va verse mermado al haber sido liberado uno de los concejales del equipo de gobierno, que permitirá una mayor y más rápida gestión, y resolución de los problemas diarios.

En estos momentos de dificultades económicas generales, los responsables políticos, en la medida de lo posible, deben dar ejemplo en su gestión pública de eficacia económica y austeridad.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *