Pero se da la circunstancia de que el concejal de educación, Matías Torres, según han sabido los socialistas, ha afirmado en la reunión del Consejo que todos los grupos políticos apoyaban la cesión gratuita del suelo, algo que es absolutamente falso. Por lo visto el concejal de educación ha mentido  intentado manipular la decisión del Consejo Escolar calpino. Si se confirma este extremo, el PSOE pedirá la dimisión inmediata de Matías Torres como concejal del Ayuntamiento de Calp y la del alcalde, César Sánchez, principal interesado en ceder la parcela municipal a la empresa privada sin compensación alguna para el Ayuntamiento.

Precisamente, el portavoz socialista, Luis Serna, pidió en el pleno del pasado viernes ver el informe del Consejo Escolar Municipal, pues no estaba en el expediente como es preceptivo, explicando el alcalde que aún no se había reunido el Consejo. Pero ya había subido el punto al pleno para aprobarlo, lo que demuestra la nula importancia que le da el alcalde a la opinión de los responsables de la educación en la localidad.

El PSOE también dejó claro que no está en contra de la educación concertada y nunca lo ha estado. De lo que está en contra es de que asignen los recursos en educación mayoritariamente a la concertada o la privada, en detrimento de la pública que es relegada por el Partido Popular a ser subsidiaria de las otras y la aboca a la marginalidad. El PP está cerrando aulas y despidiendo a docentes de la educación pública, para construir centros de titularidad privada y, eso, no es admisible de ningún modo por lo que los socialistas reivindicaron una vez mas, la educación pública, gratuita y de calidad.

La derecha calpina ha defendido la cesión gratuita del suelo para la iniciativa privada, porque no espera ni un euro del Consell para construir el centro educativo que Calp necesita, a lo que el portavoz socialista replicó que si el gobierno autonómico de Alberto Fabra no tiene dinero para hacer un colegio o un instituto, pero si lo tiene para hacer aeropuertos sin aviones, circuitos automovilísticos, megaespectáculos papales y otros fastos, lo que debe de hacer es dimitir inmediatamente, pues no sabe gestionar el dinero público para que revierta en beneficio de todos.

César Sánchez ya ha cedido gratuitamente otros bienes del Ayuntamiento de Calp: una parcela,  también en el Saladar, a Marina Salud, para la construcción de un centro sanitario privado y la antigua lonja de pescado, a la universidad privada Católica de Valencia. Los socialistas reprochan estas cesiones gratuitas del patrimonio público pagado con los impuestos, cada vez más altos, de los calpinos para que empresas privadas hagan negocio, y advierten que si a eso se le suma que Sánchez cobra varios sueldos de administraciones públicas y no ha traído ni un solo euro de inversión al municipio, antes de que fulmine el patrimonio municipal, debe dimitir.

El Ayuntamiento calpino está arruinado por culpa, en gran parte, de César Sánchez que despilfarró el dinero público en su anterior etapa como Teniente de Alcalde en el gobierno de Javier Morató, de 2003 a 2007 y, ahora, encima se permite regalar el patrimonio local.

 En sus manos, que gastan y no ingresan, estamos perdidos, afirman los socialistas. 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *