En la Casa de Cultura de la primera de las poblaciones, las autoridades locales conocieron cómo se desarrolla este proyecto que trabaja por la conservación medio ambiental, mejora paisajística y la recuperación de explotaciones agrícolas en desuso.

En el transcurso de la reunión, José Vicente Oliver, uno de los técnicos del proyecto y profesor de la Universidad Politécnica de Valencia narró los avances realizados en las plantaciones y el proceso que se va a seguir en los próximos meses. Además, destacó que los cultivos son totalmente ecológicos y siguen los criterios marcados por la Unión Europea. Por otra parte, el alcalde Enguera, Oscar Martínez Poquet, destacó que "con el proyecto pretendemos analizar alternativas de cultivos en las extensiones agrarias que se abandonaron hace 30 años y emplearlas para generar aprovechamientos energéticos".

El Life+ Ecoglauca Ergón se enmarca en los programas europeos de conservación del medio ambiente y tiene un periodo de ejecución de 39 meses, desde octubre de 2014 a diciembre de 2017. La inversión en los siete municipios será de 1.300.000 euros de los que un 50% están financiados por la Unión Europea y el resto por el consorcio de municipios en el que el Ayuntamiento de Enguera es el coordinador.

El objetivo principal del proyecto es la lucha contra el cambio climático y el desarrollo rural mediante los cultivos energéticos para la obtención de biomasa en terrenos agrícolas abandonados. En concreto, se estudian los crecimientos de estas especies en condiciones de bajo mantenimiento para poder establecer la rentabilidad de los mismos. En este sentido, "la demanda de biomasa con fines energéticos a nivel europeo está incrementándose de forma exponencial, especialmente en los países con más conciencia ecológica (Inglaterra, Italia, países nórdicos…) y puede ser un apuesta interesante para diversificar nuestra agricultura con un giro verde y hacia las energías renovables" indicó el coordinador del proyecto Fernando Pradells.

Otro aspecto importante que estudia el proyecto es la mejora en la calidad de suelos donde se plantan estas especies. "Por ejemplo, la Robinia, como planta fijadora de nitrógeno, aporta una mejoría evidente" argumentó Oliver. También se estudian otros productos complementarios que pueden aportar estas especies, como partículas para tableros o madera.

El programa Life+ está enmarcado dentro del único instrumento exclusivo que la Comisión Europea tiene destinado para la conservación del medio ambiente y que para el periodo 2014-2020 cuenta con más de dos mil millones de euros de presupuesto.

Asesoría Sanchis (AS-Navarrés) te ha ofrecido esta noticia

 

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *