El ‘check list’ es la aplicación de un listado verificación que permite reducir posibles complicaciones en la intervención quirúrgica. El protocolo se utiliza ya en el 100% de las intervenciones quirúrgicas programadas en el centro hospitalario desde mayo.

Desde el pasado mes de mayo el Hospital Lluís Alcanyís de Xàtiva ha implantado en quirófanos un protocolo que tiene como objeto incrementar la seguridad del paciente ante una cirugía. La Directora de Enfermería, Amparo Carbonell ha explicado que “se trata de un listado de verificación, promovido por la Organización Mundial de Salud, que se aplica en cada operación, y cuyo objetivo es minimizar los posibles riesgos durante y después de la intervención”.

Desde su puesta en marcha hasta ahora se han realizado el 100% de las intervenciones aplicando este listado de verificación de seguridad quirúrgica. Es decir se ha aplicado en las 1947 intervenciones quirúrgicas realizadas en el Hospital Lluís Alcanyís durante los meses de mayo y junio.

Este listado es una sencilla lista que incluye 19 puntos cuya aplicación disminuye de forma significativa la morbimortalidad asociada a la cirugía. Los aspectos que permite revisar este listado se agrupan en tres columnas: entrada del paciente, pausa quirúrgica y salida.

Carbonell ha explicado que “esta nueva medida refleja de forma global la realidad que ya venía registrándose desde hace años, pero ahora de una forma protocolizada y documentada que no da lugar a errores de ningún tipo.  El “check list” es un  procedimiento aparentemente sencillo que  imita la comprobación que realizan los pilotos de aviación antes de despegar.  Su cumplimentación demuestra la coordinación entre todos los agentes implicados en el quirófano lo cual garantiza más si cabe la seguridad del paciente”.

En el primer bloque, que se lleva a cabo antes de anestesiar al paciente, hay que asegurarse de que está identificado tanto el paciente como su procedimiento, localizada la zona a intervenir, revisado del equipo anestésico y contemplado el posible riesgo de pérdida de sangre que se pueda presentar.

A continuación, en la pausa quirúrgica, previa a la incisión en la piel, el cirujano confirma de nuevo la identificación del paciente, la intervención y se revisan los posibles sucesos críticos de la cirugía y la anestesia. Finalmente, antes de la salida, la enfermera confirma el número de compresas retiradas, identifica las muestras y tiene en cuenta los posibles acontecimientos en el seguimiento postoperatorio.

La Directora de Enfermería  ha comentado que “se trata de un documento consensuado con las diferentes categorías de profesionales que participan en las intervenciones quirúrgicas”. Esta iniciativa se inició con los formatos de listados elaborados por la OMS, para, posteriormente, introducir modificaciones según las necesidades identificadas del hospital por los equipos quirúrgicos (cirujanos, anestesistas, personal de enfermería y demás personal de quirófano involucrado en dicho procedimiento, así como el servicio de medicina preventiva, la dirección médica y la de enfermería).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *