Durante el mes de abril, técnicos medioambientales y forestales y brigadistas han realizado la limpieza en los campos yermos con el permiso de los dueños tras realizar un estudio previo de las parcelas que más solicitudes de queja contra la plaga se han recibido en la administración local y en las asociaciones de cazadores en el último año. Concretamente, se han llevado a cabo trabajos de desbroce y quemas controladas para acondicionar varias parcelas del término municipal que están cubiertas por abundante vegetación enmarañada (fundamentalmente zarzales) que sirven de refugio para los conejos y que imposibilitan que los cazadores puedan acceder a las madrigueras y actuar para su control.

El objetivo, a parte de la lucha contra la sobrepoblación de los citados animales, es también prevenir los posibles incendios forestales tras el aumento del abandono de los campos en los últimos años de cara a los próximos meses y realizar prácticas a los brigadistas en esta área de extinción.

La alcaldesa insta al Consell a tomar medidas más eficaces ante la no erradicación del problema

La alcaldesa del municipio y responsable de Agricultura y Medio Ambiente, Carolina Mengual destaca que la iniciativa ha sido bien recibida por los agricultores, que “llevan más de 15 años con el problema”  resalta, y asevera que “el  grave problema que sufre la comarca se ha intentado erradicar con diferentes medidas”. No obstante,  subraya que “hay que ser realistas y admitir que las medidas optadas por la Consellería de Medio Ambiente respecto a la plaga no han sido ni están siendo suficientes, hay que cambiar de estrategia y adoptar medidas empezando por valorar a los conejos como un recurso económico para dar una solución más eficaz a los agricultores, entre otras posibles medidas”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *