En cualquier caso, CEACCU reclama que se salvaguarden los derechos de los usuarios y que, en caso de producirse retrasos o cancelaciones, se tomen las medidas necesarias (acciones de comunicación, atención personal) para que el acceso a las compensaciones que corresponden (asistencia en el aeropuerto, indemnizaciones económicas…) sea, al contrario de que viene ocurriendo, ágil y efectivo. 

En caso contrario, CEACCU invita a los usuarios a reclamar judicialmente, para lo que pone a su disposición unos modelos de demanda gratuitos, para cantidades de hasta 900 euros.

Respecto al ejercicio del derecho a huelga, CEACCU insiste en:

1º) Necesidad de una regulación más precisa del derecho de huelga, en particular cuando afecte a servicios públicos esenciales. Ningún derecho es absoluto, como tampoco lo es el derecho de huelga cuando colisiona con otros intereses legítimos.

2º) Necesidad de mecanismos procesales ágiles y preferentes que respondan con absoluta celeridad (24-48 horas) a los conflictos planteados con relación a la fijación de servicios mínimos por parte de las empresas. Carece de sentido obviamente la declaración de ilegalidad de unos servicios mínimos proclamada judicialmente meses después de la celebración de una huelga.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *