La consellera ha señalado que "podemos contemplar el excelente resultado obtenido", tras uno año de restauración por el equipo equipo de Culturarts IVC+R, tras un proceso complejo y minucioso trabajo por la cantidad de barnices que poseía la obra y las diferentes técnicas de restauración que se han aplicado dada la dificultad que ostentaba la obra.

Por ello, Català ha subrayado la implicación y el saber hacer de un gran equipo como el que compone Culturarts IVC+R "que con tanta dedicación y responsabilidad ha trabajado".

La Conselleria de Educación, Cultura y Deporte apuesta por la protección y fomento del valor más preciado con el que cuenta la Comunidad Valenciana, su cultura. Por ello, María José Català ha destacado que la salvaguarda del legado cultural de la Comunitat Valenciana es un objetivo prioritario de la Generalitat Valenciana.

En este sentido, la consellera ha informado que solamente en el municipio de Torrent, su departamento ha invertido alrededor de 80.000 euros en tareas de conservación y restauración de obras de arte. Así, ha recordado la presentación el pasado 30 de marzo de la imagen de Jesús Nazareno, que contó con una inversión de 10.000 euros

Retablo de las Ánimas de San Gregorio

El Retablo de Ánimas con la misa de San Gregorio se encuentra en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Torrent y es obra de Miguel Joan Porta, pintor valenciano del siglo XVI. Se trata de un óleo y temple sobre tabla con una dimensiones de 213 x 145 cm y que fue adquirido por la Generalitat en 1996.

Es una obra que se incluye dentro de una serie de retablos que formaron parte de la historia valenciana a finales del siglo XV y la primera mitad del siglo XVI.

Mantiene una estructura gótica de predela, tabla central y guardapolvo, aunque, tan prolijas en elementos decorativos introduce elementos renacentistas plenos como las columnas abalaustradas y con estrangulamientos propias de la arquitectura renacentista.

La obra consta de una única calle central en la que está representado, en el centro, la Misa de San Gregorio, y a los lados diversas escenas de los condenados y bendecidos durante el Juicio Final, cuyo Cristo en majestad se muestra en la parte superior con los brazos abiertos y levantados de un modo muy similar a como lo representó Rafael Sanzio en su Deesis, lo cual denota una formación o conocimiento de la pintura renacentista italiana.

También, se aprecia en un estado intermedio formado por la Virgen y San Juan, acompañados por los santos y patriarcas del Antiguo Testamento y los del Nuesto Testamento.

Este retablo de artesa, con una única composición y ático, es buena muestra de la repercusión que tuvo a principios del siglo XVI en el ámbito cultural valenciano este tipo de manifestaciones plásticas dedicadas al culto de los difuntos y ánimas del Purgatorio, asociadas a la idea del Juicio Final.

Unos retablos que surgen, en el ámbito valenciano, motivados por los sermones populares, cuyo ejemplo más característico es el de San Vicente Ferrer.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *