El Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia y las brigadas de Imelsa participan activamente en el simulacro sísmico ‘Luñol 2014’ que organiza la Unidad Militar de Emergencias y que tendrá lugar desde la madrugada del 31 de marzo al 3 de abril en Buñol. Los bomberos del Consorcio serán los encargados de coordinar y dirigir las primeras horas del ejercicio antes de que sea declarado por la Generalitat Valenciana de interés nacional (nivel 3) y tome el mando la UME.
 
300 efectivos de bomberos de la Diputación de Valencia, bomberos de los cuerpos municipales de Valencia y Castellón y de la ONG ‘Intervención, Ayuda y Emergencias’ (IAE) así como brigadistas de Emergencias y de la Diputación de Valencia estarán coordinados por los mandos del Consorcio. “Al desarrollarse el ejercicio en la provincia de Valencia vamos a desplegar sobre el terreno todos nuestros equipos especializados de salvamento y desescombro  para trabajar en la primera fase dirigiendo la emergencia y en una fase posterior colaborando con la UME”, destaca Salvador Ballesta, inspector jefe del Consorcio Provincial.
 
“Se trata de un simulacro sísmico de gran intensidad, de magnitud 6’3 en la escala Ritcher, que deja la localidad ficticia de Luñol muy destruida y con numerosas víctimas atrapadas entre los escombros. Con este ejercicio simulamos qué pasaría en estas circunstancias y cómo responder a este tipo de emergencia”, asegura Ballesta.
 
A parte del trabajo de la dirección de las dotaciones, los efectivos de emergencias intervendrán en la catástrofe con equipos de búsqueda y rescate urbano USAR formados con miembros de los diferentes organismos participantes. “Son equipos de trabajo multidisciplinares capaces de hacer frente a todas las incidencias que vayan surgiendo”, explica Moisés Belloch, bombero jefe de parque de Xàtiva y miembro de la ONG IAE.
 
“Un equipo USAR está formado por especialistas con capacidad para localizar a las víctimas en un derrumbamiento por medios electrónicos y con perros de rescate, pueden extraer a las víctimas e incluyen personal sanitario para hacer una primera atención antes de ser evacuadas. Disponen de material para poder romper, perforar, apuntalar, para poder mover placas de gran peso, etc. todo lo necesario para poder solucionar un problema en un edificio derrumbado y poder sacar a la gente que haya quedado atrapada”, explica Belloch. Los bomberos también pondrán en práctica maniobras de rescate en vertical y de excarcelación “conforme las dificultades que se nos vayan planteando en el simulacro”.
 
200 bomberos del Consorcio y 46 brigadistas de Imelsa conformarán el dispositivo de la Diputación de Valencia en este ejercicio “cuyo objetivo principal es la integración, coordinación y el trabajo conjunto de todos los organismos intervinientes”.
 
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *