AVA-ASAJA anima a defender los precios en el campo tras constatar un descenso del 20% en la cosecha de cítricos.

La campaña citrícola 2012/13 que está a punto de arrancar registrará en la Comunitat Valenciana una reducción del alrededor del 20% de la cosecha respecto al ejercicio anterior, según las primeras estimaciones de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA). Ante esta importante merma de la producción, AVA-ASAJA anima a todos los agricultores a defender los precios en el campo, puesto que la mencionada cantidad de fruta es perfectamente asumible por los mercados con cotizaciones que resulten cuanto menos razonables para todos los agentes que participan en el proceso comercial.

“Efectivamente –subraya el presidente de esta organización agraria, Cristóbal Aguado- a la vista de estos datos podemos afirmar que se dan todas las condiciones objetivas para que los productores obtengan una rentabilidad siquiera mínima tras acumular una sucesión de campañas marcadas por unos precios ruinosos que se han situado sistemáticamente por debajo de los costes de producción y que han forzado el abandono de miles de hectáreas. Desde AVA-ASAJA queremos hacer un llamamiento a los productores para que no se pongan nerviosos y no ‘regalen’ la fruta porque si lo hacen estarán cavando su propia tumba”.

En este mismo sentido, Aguado apela a la responsabilidad de todo el sector para que “actúe con seriedad y no se incurra en prácticas especulativas, ni se produzcan abusos por posiciones de dominio, ni intenten venderse cítricos de manera prematura y cuando aún no reúnen las condiciones necesarias como ha ocurrido otros años. Nos estamos jugando, literalmente, el futuro”. El presidente de AVA-ASAJA también insta a todas las administraciones “a actuar con el máximo rigor en materia inspectora para impedir desmanes comerciales a los que, por desgracia, estamos demasiado acostumbrados”.

La reducción de la cosecha de cítricos en la Comunitat Valenciana de cara a esta próxima campaña se concentra especialmente en las variedades Clemenules y Navelina, que son las más implantadas y, en consecuencia, las que presentan volúmenes de producción más elevados. El hecho de que disminuya la cosecha en ambos casos debe contribuir a evitar que se produzca un exceso de oferta que termina por provocar el solapamiento de unas variedades con otras y acaba desencadenando problemas de comercialización. AVA-ASAJA estima que esta coyuntura inicial está generando buenas expectativas en el sector citrícola y, tanto es así, que las primeras ventas de mandarinas se están cerrando a precios razonablemente atractivos para los agricultores.

La sequía y los devastadores efectos de las heladas registradas en el pasado mes de febrero –que causaron daños a la producción de la campaña anterior pero en muchos casos también a la madera del arbolado– son los motivos principales que explican esta reducción de la cosecha que se concretará, tanto en el grupo de naranjas como en el de mandarinas, en torno al 20% respecto al curso pasado. Las zonas donde ese descenso va a ser más acusado son La Ribera, el Camp de Túria y la Plana de Castellón.

“Además de la coyuntura favorable que, en principio, presenta el mercado – concluye Aguado- otros factores, como puedan serlo la menor competencia que van a ejercer manzanas y peras debido al descenso de sus cosechas, la entrada de Rusia en la Organización Mundial de Comercio (OMC) o la futura ley para mejorar el funcionamiento de la cadena agroalimentaria que el Ministerio de Agricultura ha anunciado que presentará este mismo mes de septiembre, contribuyen igualmente a generar expectativas esperanzadoras en este inicio de campaña”. 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *