1.- Limpie bien las lunetas, los retrovisores, los faros y, si llevamos, las gafas. Esta simple precaución nos aportará mayor visibilidad y eliminará posibles reflejos que nos deslumbren.

2.- Lleve siempre las luces de cruce encendidas. Durante el crepúsculo y el ocaso la fisiología de la visión se altera y es cuando se producen una gran parte de los accidentes. Llevar las luces puestas nos garantizará se vistos en este periodo de penumbra. Ya de noche, tenga también mucho cuidado al utilizar las luces largas para no deslumbrar a los demás conductores, cuando se crea una situación de gran peligro.

3.- Verifique con frecuencia el buen funcionamiento de las luces de posición, intermitencias y luces emergencia por si tiene que utilizarlas al detenerse en carretera por la noche.

4.- Evite ser deslumbrado. Al cruzarse con otro vehículo no mire directamente sus faros, sino al borde de la carretera concentrarse en la línea blanca del arcén. Conecte la posición “noche” del retrovisor para mitigar el efecto de los faros que le siguen.

5.- Preste atención a los reflejos de los faros de otros vehículos en los rasantes y curvas, donde nos avisarán de la proximidad de otros vehículos. Indique asimismo mediante una ráfaga de luces largas su presencia para avisar a los mismos vehículos antes de llegar a esos puntos.

6.- Por la noche, aumente siempre la distancia de seguridad. La falta de visibilidad en la calzada y el entorno conlleva situaciones engañosas.

7.- Reduzca la velocidad. El tiempo de respuesta frente a un imprevisto se ve afectado cuando la visibilidad disminuye.

8.- Sea muy precavido ante el cansancio y la somnolencia, grandes peligros de la conducción nocturna. Regule adecuadamente la calefacción y aereación del coche, respete los periodos de descanso e hidrátese bien con agua o alguna bebida estimulante como el café o el té.

9.- Regule bien los retrovisores exteriores e interior. Le garantizará una buena visión trasera y evitará deslumbramientos imprevistos.

10.- Revise con frecuencia la regulación de los faros. Es vital para conseguir una correcta visibilidad de la carretera de noche y para evitar deslumbrar a los otros conductores.

Fdo.: Juan Luis Soto.

 

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *