Esbozamos someramente y sin ser exhaustivos, algunas de las modificaciones que introduce la reforma fiscal:

– La rebaja del IRPF es la medida estrella de la reforma. El tipo mínimo pasa del 24,75% al 20% en 2015, y al 19% en 2016 y se produce un fuerte aumento de los mínimos familiares, de hasta el 32%. El marginal máximo será del 47% en 2015 y del 45% en 2016 a partir de ingresos de 60.000 euros.

– Desaparece la deducción a los primeros 1.500 euros cobrados en concepto de dividendos.

– La reforma fiscal elimina la deducción por alquiler para los inquilinos. Hasta finales de 2014, los arrendatarios con ingresos inferiores a 24.107 euros podían deducirse un 10,05% en el tramo estatal. Puede ser un buen momento para firmar un contrato de alquiler y beneficiarse de la deducción durante más tiempo. Si tienen rentas inferiores a 24.107euros al año y está pensando en irse a un piso arrendado, firmando el contrato este año podrá deducirse por este concepto un 10,05% de las cantidades satisfechas. Sin embargo, si el contrato lo suscribe en 2015 perderá la deducción.

– Se mantienen exentas las indemnizaciones por despido del trabajador hasta los 180.000 euros.

– En los planes de pensiones el máximo de aportaciones anuales deducibles se rebaja hasta los 8.000 euros anuales desde los 10.000 euros anteriores (12.500 euros en el caso de los mayores de 50 años). El dinero aportado podrá rescatarse ahora a partir de los diez años desde el comienzo de las aportaciones. Antes solo se podía liquidar en el caso de paro de larga duración o de acceder a la jubilación.

– Las acciones entregadas por la empresa a sus trabajadores también dejan de estar exentas y comenzarán a estar gravadas a partir del año que viene.

– Las viviendas compradas después de 1994 perderán los coeficientes de abatimiento (permitían llegar a una tributación prácticamente nula, para viviendas compradas hace mucho tiempo) y las adquiridas con anterioridad a esta fecha los mantienen pero hasta un valor de transmisión de 400.000 euros. También se elimina el corrector de inflación, que  corregía el efecto que tenía la misma en la venta de cualquier inmueble.

Decir que, para aquellas personas que pronto vayan a cumplir 65 años, será conveniente que retrasen la venta de su vivienda si están pensando en ello, puesto que a partir de esa edad estarán exentas las ganancias.

– Por su parte, los autónomos notarán a partir del mes de enero una rebaja del IRPF que implicará la bajada de retenciones, una de las medidas de mayor calado del total de las aplicadas.

Apuntar que, respecto a las modificaciones que registrarán las pequeñas y medianas empresas, la reforma fiscal incluye cambios en el impuesto sobre sociedades, que incluye una reducción de tributación. Así, la bajada será de dos puntos (de 30% al 28%) en 2015, y de tres puntos menos en 2016.

Fdo. Francisco J. Ramírez – ARA ABOGADOS SLP.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *