Hasta el día 27 de febrero estará abierto el periodo para recibir las solicitudes para entrar en el proceso selectivo para adquirir una parcela, ya sea para explotarla a nivel individual o como colectivo o asociación. El consistorio ha puesto a disposición de los vecinos dos tipos de campos, con superficies de 80 y 84 metros cuadrados y pretende con la cesión promover el proyecto de huertos sociales para que los interesados tengan una fuente de ocupación e ingresos en forma de material primario. El fin último de la explotación debe ser el autoconsumo, estando prohibido por el ayuntamiento cualquier otro objetivo. “El ayuntamiento cuenta con recursos que puede ceder a los ciudadanos para que consigan unos ingresos extra y puedan combatir la preocupante situación que se vive a nivel económico”, explica el alcalde, Toño Carratalá.

Así, el consistorio cede temporalmente el usufructo de los campos a los vecinos interesados, desarrollándose allí, según lo establecido, agricultura ecológica, un sistema de cultivo basada en la utilización de recursos naturales, sin emplear productos químicos de síntesis u organismos genéticamente modificados, ni para abonar las tierras ni para combatir las plagas. Con todo ello se busca obtener alimentos orgánicos además de mantener la pureza fértil de las tierras de cultivo y el cuidado óptimo del medio ambiente. Otra de las normas establecidas es que cada interesado únicamente podrá presentar una solicitud por convocatoria y por unidad familiar.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *