– 103 macetas con plantas de, al parecer, marihuana.

– 11 bombillas especiales para el cultivo.

– 12 transformadores.

– Un ventilador.

– Un termómetro pequeño.

– Diversos útiles y efectos para el cultivo de plantas.

Las investigaciones se iniciaron, al tener conocimiento los policías de que en un domicilio de Alaquàs se podría estar cultivando plantas de sustancia estupefaciente.

Los agentes tras realizar las averiguaciones correspondientes localizaron el domicilio pudiendo detectar que del mismo se desprendía un fuerte olor, además de escuchar el ruido de un aparato eléctrico en funcionamiento constantemente por lo que averiguaron la identidad de la persona que tenía alquilado el piso. Los policías determinaron que en el domicilio no vivía nadie pero los viernes y sábado existía un trasiego de jóvenes que acudían al mismo aunque siempre permanecían con las persianas y ventanas cerradas.

Posteriormente, los policías tras localizar al inquilino en el rellano del domicilio, realizaron un registro, comprobando como en el comedor había instalado un invernadero perfectamente equipado para el cultivo de marihuana. El ruido que se escuchaba desde el exterior era del sistema de ventilación y humidificación del invernadero.

Se localizaron 103 plantas de, al parecer, marihuana, en avanzado estado de crecimiento, que una vez deshojadas las plantas arrojaron un peso de 8.634 gramos.

El detenido, con antecedentes policiales, fue puesto en libertad tras prestar declaración no sin antes ser advertido de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando fuera requerida para ello.

Fuente: Policía Nacional – Ministerio del Interior. 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *