Para nadie tiene que resultar extraño mi total oposición a Fabra que no es el presidente de los valencianos porque haya salido elegido en las urnas, sino porque el Partido Popular desde Génova quería salvarse de una convocatoria urgente de elecciones anticipadas tras la salida por la puerta judicial de Camps y por ende, perder la Comunitat Valenciana que tan bien obedece a las órdenes de Madrid vengan desde Génova o vengan desde Ferranz, nos lo colocó a dedo tras sacarlo de su cómodo sillón del ayuntamiento de Castellón del que nunca debió salir, pero ya se sabe que Rajoy necesita bajo sus órdenes sumisos que sepan arrodillarse y callar, pero eso sinceramente y sencillamente no es lo que quiere el pueblo valenciano.

Las excusas de república bananera esgrimidas por el President de la Generalitat Valenciana sobre el cierre del ente público no se las cree ni el mismo ni aquel que le escribió el discurso que lanzó a los cuatro vientos y que solo sirvió para tapar las vergüenzas de unos sinvergüenzas que no han sabido, ni saben, ni sabrán gestionar los caudales de los valencianos y que se han dedicado a gastar a bombo y platillo como si fueran nuevos ricios con eventos y obras inútiles e innecesarias y que no quiero detallar porque no acabaríamos de escribir, pero decir que si no cierra RTVV no podríamos tener servicios esenciales como Educación o Sanidad es de querer tomar el pelo a una sociedad que de gilipollas tienen poco señor Fabra y si usted se ha creído que es así, mírese usted al espejo y dígaselo con toda honestidad porque puede que acierte.

Si a mí me preguntaran sobre el cierre de Canal 9, sinceramente, no voy a exponer mi opinión personal ya que no se trata del Sí o el No y además no es la razón de este editorial. Considero que la mala gestión administrativa del Consell del partido Popular en los últimos años ha dado al traste con muchas ilusiones de miles de valencianos y creo que un político debería estar mejor preparado y entender que la gestión de un ente público o político debe gestionarse como una empresa y que debe generar beneficios para reinvertirlos y precisamente en España, nuestros políticos son verdaderamente mediocres y por supuesto totalmente nulos en economía cuando piensan que el poder es para gastar, gastar y gastar, ejemplos que vemos reflejados en la Comunidad Valenciana, en Cataluña, Andalucía y a nivel nacional gobernando populares o socialistas.

Es indiscutible que la gestión del PP valenciano, especialmente de Zaplana, Camps y Fabra ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de los valencianos y así quedó reflejado en las últimas encuestas que daban un mal augurio al Partido Popular, pero igualmente a los socialistas valencianos a favor especialmente de Compromís que está aprovechando la circunstancia para empezar a ponerse medallas que no le corresponden y evidentemente Fabra ha colmado la paciencia general con el descalabro económico de una televisión que ha sido pesebre de buenos para nada con salarios blindados y además soportar no sólo la deuda de 1.800 millones, si no el número anormal de trabajadores que supera al de las cadenas nacionales es algo que se sale de toda lógica cuando, viéndole los cuernos al toro podrían haber puesto remedio, más teniendo en cuenta que ya hace una año o poco más, el ex líder socialista Jorge Alarte ya hablaba de cerrar Canal 9 y seguramente la venta del canal televisivo a empresas privadas con un mínimo control político hubiera sido una posible solución.

Fabra está fallando en todo como también ha fallado con la financiación que esta tierra necesita. Criticábamos a los socialistas cuando estos no daban la cara ante el impresentable Zapatero que tanto daño nos hizo, pero Alberto Fabra se ha mostrado servil y sumiso a las órdenes de aquél que le puso a dedo para no perder los votos que había conseguido. Fabra y ha fallado a los municipios valencianos a los que en raras ocasiones visita siendo la Diputación de Valencia con Alfonso Rus al frente el que esté resolviendo los problemas de nuestros pueblos. Fabra está fallando con el Valencia C.F. equipo al que enterrará por no avalarle y Fabra está fallando en la defensa de los intereses valencianos en general y en el pago de la deuda que tiene con innumerables frentes y simplemente porque está demostrando, como ya he dicho, ser un mal gestor y un peor administrador y malo es estar sumisamente sometido ante un presidente que lleva mal su andadura en La Moncloa. Pero eso sí, otorga 25 millones de euros al aeropuerto de Castellón, una obra magna innecesaria e inútil, pero que acuna con amor y pasión por ser de su tierra, de su ciudad de la que fue alcalde y donde debió mantenerse viendo que el sillón de la Generalitat Valenciana le viene grande.

Y Fabra definitivamente está fallándole a los votantes del Partido Popular que están viendo como gracias a su nefasta gestión las próximas elecciones autonómicas es más que probable que las pierda este partido después de más de veinte años gobernando y así me lo están trasladando muchísimos votantes con los que hablo en la calle y a través de las redes sociales y no hay nada peor que una persona con alta responsabilidad poniéndose una venda en los ojos para no ver la realidad del desastre que tiene a su alrededor.

Sinceramente Alberto Fabra debe hacérselo mirar igual que las bailarinas que le acompañan, José Ciscar y Serafín Castellano que solo saben que bailarle las aguas, mientras tratan de acaparar poder, un poder que no obtienen, y que a este paso, jamás tendrán. Y el Partido Popular en la Comunidad Valenciana tiene dos años para recuperar el terreno perdido aunque les auguro un periodo de mucho frio y mucha inestabilidad dentro del edificio de la calle Quart y desde luego si como ya es seguro el candidato es Alberto Fabra, ya puede este partido despedirse de seguir gobernando, y la solución solo pasa por la dimisión del actual presidente.

Fdo.: Agustín Ferrer Ortiz – Corresponsal CV. 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Review Overview

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *